INALGRA, S.L

Desarrollamos un entorno único en Almeria

 

 

 “RESIDENCIAL LOS PINOS”, cuya situación y orografía son ideales para la construcción de viviendas unifamiliares, con magníficas vistas al este, en las que se puede contemplar la Bahía de Almería y el Cabo de Gata, y al Noroeste, las montañas de Sierra Alhamilla, y el Valle del Andarax.

En la primera fase, se construyeron unas 350 viviendas, locales y garajes. Todas las promociones realizadas están vendidas y funcionando el entorno comercial establecido con plena actividad.

En el año 2.000, se aprobó por el Ayuntamiento de Huercal de Almería, el Plan Parcial de la segunda fase, denominado Sector SR-1, y calificado para construir 641 viviendas, locales y garajes, con sus correspondientes espacios públicos dotacionales, como pista polideportiva, zonas ajardinadas con parque infantil, escolar, social, etc.

El Sector SR-1 está totalmente urbanizado y parcialmente construido, estando en la actualidad en fase de construcción, 31 viviendas plurifamiliares y que se prevé estén totalmente terminadas en abril de 2.018.

Más de 800 clientes, satisfechos con su vivienda, el entorno y las condiciones que la Urbanización “RESIDENCIAL LOS PINOS” les ofrece como zona residencial, y estratégicamente situada a 500 mts. de uno de los accesos a la Autovía de Circunvalación de Almería.

Visión

La biografía de Huércal ha estado siempre estrechamente ligada a la de Almería capital. Su término municipal, de 21 kilómetros cuadrados, limita con el de Almería y engloba a una población de más de 10.000 habitantes de derecho.

Lugar que conserva el aspecto tranquilo y placentero de los viejos pueblos mediterráneos y principal expansión industrial de la capital, Huércal es hoy, al tiempo, sede privilegiada del despertar económico de la comarca.

Dada su cercanía a la capital, Huércal de Almería, se ha visto beneficiada como consecuencia del gran desarrollo urbanístico y económico que esta ciudad experimentó antes de la crisis, aprovechando la escasez de oferta de la Almería capital y recogiendo gran parte de la fuga de residentes capitalinos.

Hoy día esto es un hecho. Sin embargo, en los años 90 cuando nuestra sociedad fue fundada, en plena crisis económica y política, no dejaban de ser simples expectativas.

INALGRA, por entonces, supo ver esta oportunidad, poniendo todos los medios que tenía al alcance para sacar adelante el proyecto que tenía en mente: la promoción de una urbanización de más de 1.000 viviendas unifamiliares, con espacios libres, y con todos los servicios que la sociedad demanda (piscina, pistas deportivas, colegios,…), a sólo 6 kilómetros de la Capital

Nuestros valores:

La experiencia.

La construcción de más de 800 viviendas en “RESIDENCIAL LOS PINOS” nos ha permitido desarrollar las capacidades técnicas y humanas necesarias para mantener e incrementar nuestras ventajas competitivas en el mercado en que interactuamos.

Esta continua actividad nos permite desarrollar una óptima gestión del conocimiento que, a la vez está permanentemente renovándose, lo que nos permite ofrecer a nuestros clientes viviendas de calidad.

•La familiaridad.

La experiencia adquirida a lo largo de los años nos permite conocer muy bien a nuestros clientes. Pero este conocimiento está  igualmente basado en la relación íntima y personal que intentamos alcanzar con cada cliente.

Sabemos lo importante que es para ellos la vivienda que nos están comprando y el esfuerzo que hoy día ello representa. Por eso nuestra empresa está constantemente adaptándose a sus posibilidades y necesidades.

•El compromiso.

Contamos con unos servicios técnicos dedicados en exclusiva a proyectar, dirigir y controlar las obras que efectuamos, para ofrecer un producto digno y habitable, que entendemos es la base del éxito y de aceptación por nuestros clientes.

•La rentabilidad.

La rentabilidad que somos capaces de generar a los recursos que gestionamos, aplicando una activa política de control de riesgos, lanzando al mercado únicamente la producción que en cada instante puede absorber, evitando en todo momento su saturación.

Ello unido a una constante mejora de la eficiencia financiera nos permite mantener una sólida y saneada estructura financiera, lo que nos ha permitido mantenernos durante esta profunda crisis que ha durado casi una década, y donde la empresa, con un gran esfuerzo, ha mantenido los puesto de trabajo de sus empleados con el objetivo de mantener el servicio a sus clientes.

Durante los años de bonanza, esta empresa logró ser calificada por el Instituto de Análisis Financiero y Empresarial de Andalucía como “empresa líder” en la gestión financiera en su trabajo titulado “Referencias empresariales de Andalucía 2.005”, y como empresa líder, gacela y de alto rendimiento para el año 2.006, categoría que sólo alcanzaron 25 empresas en toda Andalucía.